10 de noviembre de 2008

Acoso sexual laboral

El acoso sexual se puede dar en muchos ámbitos de nuestra vida, afecta tanto a hombres como a mujeres, pero es en el entorno laboral donde nos puede afectar de manera especial por la indefensión ante la que nos encontramos cuando este se produce.
Podemos denominar acoso sexual a ciertos comportamientos que se engloban en estas situaciones:

* Cualquier tipo de comportamiento de carácter sexual; insinuaciones verbales, miradas, gestos, comentarios, chistes, piropos agresivos, contactos físicos no necesarios, proposiciones de c
arácter sexual e incluso agresiones físicas, siempre y cuando el receptor de estos comportamientos no lo desee o esté de acuerdo.
El acoso tiene diversas consecuencias que son proporcionales al tipo de agresión que se ejerza, pueden llegar desde abandono del puesto laboral, despidos improcedentes, cambios de residencia, número de teléfono, etc, a psicológicas; depresión, estrés, ansiedad, falta de autoestima, etc.
Algunos tipos de acoso conllevan agresión física con lo que esto impli
ca para la salud de la víctima a todos los niveles.
Existen una serie de derechos que están recogidos en la Ley de Procedimiento Laboral que te amparan ante estas situaciones.
Si crees que eres víctima de acoso sexual debes informarte; en tu sindicato, en la inspección del trabajo de tu provincia o a diversos organismos y asociaciones donde pueden ayudarte.
El siguiente paso es denunciar este tipo de comportamiento para evitar que otras personas lo sufran.
Fuente: la Web
Conjurado por Betty

6 comentarios:

  1. Lo padecí y fue terrible. En algún momento lo cuento.

    ResponderEliminar
  2. buen dia, despues leo el posteo, ahorita estoy apurada. besos.

    ResponderEliminar
  3. Bue,lo mío no llegó a tanto pero ,cuando tenía veintinada, un gerente de la empresa en la que trabajaba acababa de dejar a su amante (lo sabía porque yo era la recepcionista y la mina lo llamaba a cada rato y como él no la atendia me dejaba sus mensajitos)y ella y la inmobiliaria que le había alquilado el depto para la chica me atosigaban a cada rato.
    Bue,este "señor" aprovechó mi cumple y me regaló una pulsera bellísima y me sugirió ocupar el lugar de la dejada.
    Mumina se caracteriza bastante en hacerse la boluda,sonrió de costadito y siguió laburando.
    Lo que me reventó más es que yo simpatizaba mucho con una de sus hijas(él lo sabía) y desde ese momento me distancié de ella.
    He presenciado grandes conventillos amorosos en el laburo pero este tipo de acoso no,es más,al revés (acoso de empleadas hacia sus jefes)fueron los que más vi y me divertí a morir.

    Buen martes sin acosadores mediantes.

    ResponderEliminar
  4. uyyyyyyyyyyyy, yo cuando trabajaba en la universidad!!!!!
    si me pasara ahora me hacia millonaria.

    ResponderEliminar
  5. Me paso con un contador desubicado
    Pero lo puse en su lugar, y se ve que yo servia porque no me despidieron. Igual desp me fui solita.

    ResponderEliminar
  6. me parece una buena manera de poner al alcance de muchas y hoy tambien muchos que son victimas de estos infortunios.

    Gracias chicas.

    besos

    ResponderEliminar

Namasté!!