29 de noviembre de 2008

Cuerpito

subir imagenes Cierta vez un hombre mayor le propuso a su esposa también mayor que se confesaran las infidelidades de su vida.
Ella aceptó, a lo que el comenzó: “¿Recuerdas a Sara, la panadera?” Si, dijo ella. “Bueno, ese cuerpito fue mío”.
“¿Y recuerdas a María, la mucama brasilera? Si, dijo ella. “B
ueno, ese cuerpito también fue mío”.
“¿Y recuerdas a Sandra, tu ex amiga? Si, dijo ella. “Bueno, ese cuerpito también fue mío”.
La mujer no pareció muy preocupada, y a su turno le preguntó: ¿Recuerdas el cuerpo de bomberos de al lado de nuestra primera casa? Sí, dijo el. “Bueno, ese
cuerpito fue mío”.

Conjurado por Betty

4 comentarios:

  1. La Suller dijo algo parecido pero con un plantel técnico.

    jajajaja

    ResponderEliminar
  2. la Suller...que historial "frondoso" debe tener esa mujer!!! jajaj
    y en esta historia,bien podría ser la protagonista

    ResponderEliminar

Namasté!!