18 de noviembre de 2008

El Yoga


El yoga es una técnica o ciencia de crecimiento personal.
Trabaja el cuerpo físico, las glándulas endocrinas, los órganos internos a la vez que busca conectar la mente inconsciente con la consciente y nos permite observar nuestros patrones mentales. La finalidad de esta disciplina es ayudarnos a mantenernos sanos, encontrar la felicidad tanto a nivel físico como a nivel mental y espiritual y que nos podamos sentir realizados.

¿En qué se basa el Yoga?

Una clase de yoga es una sucesión de ejercicios. Para realizar uno, adoptamos una postura. A veces a esta postura le incorporamos movimiento. Regulamos la respiración y ponemos la atención de los ojos en un punto determinado. Y entramos en un estado meditativo, de introspección. A veces incluso repetimos un mantra o hacemos un gesto con las manos. ¡Con tantas cosas que hay que controlar cómo no va a parar nuestra mente! Después de un ejercicio hay una corta relajación y seguidamente se pasa al siguiente.

¿En qué nos puede ayudar el Yoga?

El yoga beneficia a todo ser humano, no importa sea niño o persona mayor. Hombre o mujer. No importan las creencias personales.
Con el yoga estiramos nuestro cuerpo y, cuando más tenso y rígido está uno, es cuando más conviene. Rejuvenece nuestras células al aportarnos más oxigeno.
También rejuvenece nuestro cerebro haciendo que su rendimiento sea más alto. Reduce el estrés al mantener los niveles de cortisol a raya. Nos calma y nos serena, permitiéndonos descansar. Nos da energía y vitalidad. Y nos acerca a nuestro ser interno, descubriendo quienes somos, qué queremos y dónde están nuestras limitaciones.
Además, segregamos endorfinas, que nos dan una gran sensación de bienestar. Pero de poco sirve hablar de los beneficios del yoga. A la consciencia no le sirven las palabras, quiere una experiencia. Descubre por ti mismo qué se siente al practicar yoga.

Origen e historia del Yoga

El yoga es una ciencia milenaria (unos 5000 años) que nació en el Valle del Indo, expandiéndose más tarde a otras culturas y tradiciones. Al principio, se practicaba abiertamente hasta que, poco a poco, paso a ser enseñada de maestro a discípulo y gracias a esta cadena ha llegado hasta nuestros días. Con el tiempo, lo que era un único sistema se dividió en diferentes ramas.
El Hatha yoga es la rama más conocida en occidente y a Kundalini yoga se le llama la madre los yogas por integrar diferente ramas.


Autor: Sonia Barbal
Profesora de Kundalini Yoga

Conjurado por Betty

7 comentarios:

  1. buen dias brujas buenas!!!!!!!!

    no me gusta el yoga, pero considero que es interesnte.

    ResponderEliminar
  2. Yo debería empezar...
    Hago meditación, pero no me vendría mal.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Mi mamá tiene 70 años y es fanática del yoga, cuando no puede tomar sus clases se siente mal. Yo practiqué Tai chi chuan, (la verdad que no se si se escribe así), pero me cuesta mucho concentrarme.

    ResponderEliminar
  4. vos concentrate en que boquita salga campeon y listo, concentrate con tu dorima.

    ResponderEliminar
  5. Ana, mi marido caminaba por las paredes el domingo. Cuando Boca juega no hay yoga que lo calme. Jajajajaja!!!!

    ResponderEliminar
  6. Nuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!
    Nada que requiera paciencia ni meditación ni la mar en coche.

    A menso que venga con sexo incluído,ni yoga ni taichi.

    Jejejeeeeeeeeeeeee!!

    ResponderEliminar
  7. Bety he visto lo de yoga pero te cuento que a mi no me servira porque veo que hay que cerrar los ojos y meditar pero a la vez escuchar lo que dice el profesor y yo ya no puedo.. mas el profesor se mueve por todos lados y yo ya me perdi, debe ser hermosoo...

    ResponderEliminar

Namasté!!