4 de diciembre de 2008

Dar vuelta la página





En algún momento de nuestra vida tenemos que pasar la página. Dar vuelta la página es decir, dejar atrás sentimientos, situaciones y hasta personas significa comenzar otro camino, nuevo, despejado, aunque para ello debamos pasar por momentos de dolor.
Se necesita una buena cuota de decisión y mucho carácter para hacerlo sin secuelas.
No es necesario mencionar las consecuencias de no saber dar vuelta la página o de no lograr hacerlo nunca definitivamente. Muchas son las personas incapaces de desprenderse de etapas anteriores, por lo cual jamás viven intensamente el presente, pues el lazo al pasado las mantiene demasiado unidas a recuerdos, añoranzas y hasta idealizaciones de lo que pudo haber sido y no fue.
Se tornan tristes y depresivos cada vez que su corazón revisa el pasado.

La imposibilidad que tienen algunas personas de dar vuelta la página está asociada al miedo a lo cambios que en mayor o menor grado nos compete a todos.
Muchas veces el cambio nos es impuesto y nada podemos hacer al respecto, salvo asumirlo. Es el caso de una pareja que nos deja o del simple hecho de crecer y madurar. Porque es también dar vuelta la página cuando crecemos y debemos abandonar papeles o conductas infantiles o inmaduras.
También habrá que dar vuelta la página y seguir adelante cuando descubrimos que nuestra pareja no es el amor idealizado que creíamos; cuando nos damos cuenta que las princesas románticas y los príncipes azules sólo existen en los cuentos de hadas. En estos casos podremos decidir seguir con la pareja "humana", como es o abandonar toda relación y comenzar otra vida.
En el caso de decidir abandonar lo que no fue, será necesario recordar lo positivo, llorar lo que sea necesario y entrar con ilusión en otra etapa de la vida.
No da vuelta la página aquél que se queda suspendido en el pasado ya sea por rencor o por idealización de la persona y la situación.

Pero también debemos dar vuelta a la página en situaciones positivas, por ejemplo cuando dejamos de ser estudiantes para asumir el ejercicio de una profesión; dejamos de ser solteros para casarnos; abandonamos un trabajo para crecer en otro; dejamos atrás una tarea dependiente para asumir los riesgos agradables de la independencia.
¿Y qué decir cuando dejamos de ser empleados activos para ser jubilados? Todo un panorama de posibilidades se abre y hay que saber disfrutarlas.

SUGERENCIAS PARA QUE DAR VUELTA LA PAGINA SEA MÁS FÁCIL.

1. Observa a las personas que no han sabido pasar de una etapa a la otra y todas las consecuencias que acarrean.
2. Detente a observar cómo ha sido el pasaje en las personas de tu familia a los efectos de percibir si hay patrones familiares que debes evitar.
3. Realiza una lista de las ventajas que tendrá tu vida si das vuelta la página.
4. Recuerda otros momentos en que haz debido hacerlo para detectar posibles errores y no volver a cometerlos.
5. No luches contra la tristeza que supone terminar una relación o una etapa placentera, pero sí oponerte al miedo a los cambios que te cercena la voluntad.

LO QUE NUNCA DEBES HACER
1. Pensar que no vas a poder.
2. Acumular más y más recuerdos de los momentos vividos que debes dejar atrás.
3. Aislarte de las personas y sobre todo de las que ya pasaron por algo similar.

Dra. Roma Bettoni
Conjurado por Betty

9 comentarios:

  1. BUENOS DIAS BRUJITAS BUENAS......ALGUIEN DIJO..."ALGUNOS VIVEN PARA OLVIDAR,OTROS PARA RECORDAR....

    ResponderEliminar
  2. que hermoso betty, cada dia mejorando mas.
    amo sus posteos!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Sabes que Bety es hermoso y me sirve muchisisimo, hay cosas como que me esta diciendo y lo tengo que pasar, es precioso..
    Yo soy de esas que me quede en el recuerdo, por eso el hoy me es dificil disfrutar a pleno.
    pero bueno de a poquito uno va madurando y viendo como encarar.
    besotes y si Ana es bonito lo q va poniendo Bety

    Saludos y que tengan buenos dias!!

    ResponderEliminar
  4. Si es importante saber dar vuelta la pagina,pero a mi me encanta pensar en las cosas pasadas,me da una cierta nostalgia,pero igual me gusta,y cuando lo hablamos en familia y revisamos fotos,me siento cerca de mis seres queridos que ya no estan,estara mal???muchas veces pienso mas en el pasado que en el futuro,besitos Betty.-

    ResponderEliminar
  5. tambien creo que depende en la edad en que te encuentres cuando sos mas chica me parece mas facil terminas el primario y cambias el secundario y cambias la uni y cambias otra vez ahora en cambio hay mas gente dependiendo de tu desicion y eso me parece mas dificil va es mi opinion

    ResponderEliminar
  6. Buenas buenas!

    En particular si tengo que dar vuelta la pag la doy aunque sea jodido en el ínterin, he vivido situaciones extremas que me han llevado a hacerlo, asímismo, no me incomoda recordar lo vivido sea bueno o malo. De hecho hay gente del pasado que ha vuelto a mi vida y es como si no hubiera pasado el tiempo, nos reímos como cuando eramos peques.

    Besos y buen día para todos.

    ResponderEliminar
  7. Es difícil aceptar los cambios, y al principio ves todo negro. Pero con el tiempo, paciencia y siendo realista, se puede.
    Y se puede volver a empezar.
    Yo siento HOY que lo mejor está por venir...
    Betty, me encanta y me hace bien leerte.
    Besos para todas!

    ResponderEliminar
  8. a mi nunca me pasó algo tan grave como para no poder seguir adelante (la muerte de los viejos si bien es dura es una paso en la vida)
    lo que me pasó hace poco fue decidido por mi así que tampoco me costó tanto.

    espero que si alguna vez tengo que salir de algo realmente duro lo haga de la mejor manera posible.

    ResponderEliminar
  9. A veces, después de un golpe hay que comenzar de nuevo y muchas veces tenemos más fuerza de la que creemos...

    ResponderEliminar

Namasté!!