15 de diciembre de 2008

Historia del tatuaje


Los tatuajes fueron una práctica eurasiática en tiempos neolíticos, encontrándose incluso en algunas momias con una antigüedad de hasta 7.000 años.
Algunas culturas tribales crean los tatuajes cortando la piel y untando la herida con tinta, ceniza u otro material o punzando la piel con huesos de animales.
Los europeos redescubrieron el tatuaje durante la exploración del Pacífico meridional en los años 1770. Los marineros los tomaron como un símbolo identificador en la cultura europea tras la Primera Guerra Mundial.
Desde hace varias décadas el tatuaje encuentra auge como forma artística.
La palabra tatuaje proviene de la palabra inglesa "tattoo", que a su vez proviene del término samoano "tátau", que significa marcar o golpear dos veces (refiriéndose este último al método tradicional de aplicar los diseños o plantillas).
Los marineros que viajando por el Pacífico encontraron a los samoanos, y quienes quedaron fascinados por sus tatuajes, equivocadamente tradujeron la palabra "tatau" como tatuaje.
En japonés la palabra usada para los diseños tradicionales o aquellos diseños que son aplicados usando métodos tradicionales es "irezumi" (inserción de tinta), mientras que "tattoo" se usa para diseños de origen no japonés.
No creemos que sea exagerado decir que llevar un tatuaje es una gran responsabilidad. Son diferentes las motivaciones que empujan a una persona a llevar para siempre una imagen impresa en el cuerpo, y todas ellas son respetables si se han valorado con reflexión y convicción. La causa más simple e inmediata puede ser la del puro placer estético: amar las cosas bellas y las obras de arte puede incitar al deseo de convertir el propio cuerpo en un soporte directo del genio artístico de un determinado autor. Ciertamente, eso significa tener plena confianza en el tatuador que debe decorarle y, sobre todo, tener el deseo de colaborar en una bella creación que pasará para siempre a formar parte de su vida. Es conveniente recordar que un tatuador profesional tiene seguramente más experiencia que usted y, por lo tanto, puede ayudarle y aconsejarle sobre todo por lo que respecta a las soluciones técnicas y artísticas, que normalmente escapan del dominio del gran público, para un buen acabado de un trabajo. Cuando el resultado final de un tatuaje es el esperado, el que coincide con los primeros bocetos, el primero en experimentar una gran satisfacción es el propio tatuador. Es precisamente por esto que los tatuadores prefieren realizar especialmente tatuajes personales y exclusivos, nacidos del entendimiento y la relación con la persona que ha decidido confiar en él.

¿Por qué tatuarse?

Nadie puede explicar el por qué tatuarse. Desde el momento en que alguien ya se ha tatuado encuentra dificultades para comprender con precisión qué le ha empujado a tomar esa decisión definitiva, que en cierto sentido puede condicionar algunas facetas de su vida y de sus relaciones sociales. Precisamente, por esta razón, es importante reflexionar antes de tomar una decisión, y tratar de encontrar una buena razón para ello, no sólo porque está de moda o porque los amigos ya lo han hecho, o para imitar a personajes más o menos famosos.
¿Por qué tatuarse? Probablemente sólo para tener algo único e indeleble sobre la piel. Un simpático dragón, un dibujo que brilla por su técnica y originalidad.


Conjurado por Betty
Fuente: La web

13 comentarios:

  1. Buen día!
    Las dos veces que me tatué fue por amor.
    El nombre de mi padre, y una lunita con tres estrellas (tatuaje que comparto con mi ex).
    Son muy pequeños y no están visibles.
    Tengo en mente hacerme un par más.
    El símbolo chino del amor y alguno más.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo uno, en el omóplato izquierdo. Es una bella viuda negra, que ya tiene 13 años conmigo.

    ResponderEliminar
  3. el temita del tatoo!!!!!!!

    mi hijo se quiere hacer uno chico en el brazo.

    imaginense el tire y afloje entre padre(que no quiere saber nada) e hijo!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Me encantaría hacerme un tatoo, pero le temo al dolor.

    ResponderEliminar
  5. Buen día gente!

    Me encantan los tattoos, bien hechos y no tan rimbombantes, los prefiero en blanco y negro o sepia.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Tengo tres =) dos en el brazo derecho y uno en el corazon (see, por ese motivo) y el dolor varia segùn la zona del cuerpo, el cuello, el pecho, la parte interna de los muslos y el interior del antebrazo son las zonas mas sensibles, asi que...a elegir el lugar chicas!

    ResponderEliminar
  7. Me gusta,siempre tuve la idea de hacerme uno chiquito,pero lo que no me gusta es que durante bastantes dias hay ponerse una crema especial varias veces al dia,de pura fiaca nomas.-

    ResponderEliminar
  8. NO es taaaaaaan especial la crema, muchos te dicen que te coloques, Dermaglòs, pero con el modesto Sapolàn Ferrini es suficiente, ademas de econòmico, cuesta $5.- y conque te pongas dos veces por dia es mas que suficiente,peeeero, no te lo tenes que hacer en esta epoca, porque no le debe dar el sol al menos por un mes.

    ResponderEliminar
  9. Bona,todavia existe el Sapolan Ferrini????????

    ResponderEliminar
  10. nep, me dan fobias la agujas de todo tipo

    ResponderEliminar
  11. yo no tengo ninguno,no se, me da cosa, por lo que duelen, pero si me disidiera, buscaría uno muy discreto, por las dudas que con el tiempo no me guste
    gracias por comentar y hasta mañana!!!

    ResponderEliminar
  12. Sip, el Sapolan Existe, yo compre uno hace no mas de 15 dias, por lo general te preguntan si es para tatuajes, porque no tiene alcohol.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Bonaerense....esto me da un empujoncito.-

    ResponderEliminar

Namasté!!