28 de diciembre de 2008

Los domingos una poesía

POEMA 15


Me gustas cuando callas porque estás como ausente,

y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.

Parece que los ojos se te hubieran volado

y parece que un beso te cerrara la boca.



Como todas las cosas están llenas de mi alma

emerges de las cosas, llena del alma mía.

Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,

y te pareces a la palabra melancolía;


Me gustas cuando callas y estás como distante.

Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:

déjame que me calle con el silencio tuyo.


Déjame que te hable también con tu silencio

claro como una lámpara, simple como un anillo.

Eres como la noche, callada y constelada.

Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.


Me gustas cuando callas porque estás como ausente.

Distante y dolorosa como si hubieras muerto.

Una palabra entonces, una sonrisa bastan.

Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Pablo Neruda

Conjurado por Betty .
Para Rocío

6 comentarios:

  1. No es santo de mi devoción el shileno pero tiene poemas que me encantan y este es uno de ellos.

    Este poema en particular se lo enseñé yo a la Mini cuando empezó con literatura el año pasado y se lo repetía a su seño cuando le llamaba la atención.

    si,es jodida la negra pero con cultura,che.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso poema!! Adoro la poesía, la buena poesía.

    ResponderEliminar
  3. No soy mucho de poesía, pero hay poemas como este que difícilmente te dejarán de gustar.
    Feliz Año

    ResponderEliminar
  4. Hermosa poesìa¡,me habìa olvidado de ella,como de tantas otras¡,gracias por recordàrnosla¡Si encontràs alguna de rubèn Darìo,son màs espesas,pero me gustan tambièn,

    ResponderEliminar
  5. Ok Lidia! tratare de complacerte!

    ResponderEliminar

Namasté!!