12 de abril de 2009

Las tres rejas











El joven discípulo de un sabio Maestro llega a casa de éste y le dice:

-Oye, Maestro, un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia...

-¡Espera! –lo interrumpe el Maestro. ¿Ya hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme?

-¿Las tres rejas?

-Sí. La primera es la Verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?

-No. Lo oí comentar a unos vecinos.

-Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la Bondad. Eso que deseas decirme, ¿es bueno para alguien?

-No, en realidad no. Al contrario.

-¡Ah, vaya! La última reja es la Necesidad. ¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta?

-A decir verdad, no.

-Entonces –dijo el sabio sonriendo-, si no es Verdadero, ni Bueno, ni Necesario, sepultémoslo en el olvido.

6 comentarios:

  1. Hermoso y necesario leerlo para tomar conciencia del daño que se puede hacer con el chisme. ¡¡Cuántos problemas ahorraríamos si lo ejercitáramos!!

    Betty, te mando un beso gigante y te deseo muy felices Pascuas junto a los tuyos!!

    ResponderEliminar
  2. BETTY AMIGA QUERIDA FELIZ PASCUA!!

    ResponderEliminar
  3. Cuanta razón tiene ese sabio...

    Deberíamos usar las tres rejas más a menudo....


    Felices Pascuas, Betty.

    ResponderEliminar
  4. felices pascuas para todas!!!!!
    les dejo un beso grande

    ResponderEliminar
  5. Que genialidad!! debieramos leerlo y ponerlo en practica muy seguido.
    Felices pascuas !! Betty un beso grande!

    ResponderEliminar
  6. FELIZ LUNES BETTY AMIGA QUERIDA !!!!

    ResponderEliminar

Namasté!!