2 de junio de 2009

Qué haces hoy por ti...


Hace años, un gran amigo me dejó una tarea muy importante que no entendí en su momento: "Escribe una lista de lo que haces durante el día. Iniciarás a la hora en que te levantas y anotarás, cada media hora, tus actividades, hasta que te acuestes. Hazlo durante una semana y luego hablamos".

Honestamente me sentí muy orgullosa de mí cuando al finalizar el primer día pude revisar todo lo que había hecho: mucho trabajo, mucho quehacer en casa; actividades y tareas con las niñas, etc.

Jamás imaginé que hacer una lista así serviría para que yo cayera en cuenta sobre el poco tiempo que destinaba para mí. Después constaté que eso pasa mucho con las mujeres que compaginan su trabajo de oficina con el de madre, esposa y ama de casa.

Ese es el primer paso. El siguiente es ponernos una meta muy importante: preguntarnos ¿qué hago hoy por mí?

Así como hacemos la agenda del día para realizar todos nuestros pendientes más urgentes o importantes, el mismo lugar debería tener el manicure, el secado de cabello, la compra de aquella blusa que vimos de pasada la otra semana; ir a tomar café con las amigas; darnos una media hora para recostarnos sin que nadie nos moleste.

En fin, pensar en nosotras mismas y poner límites, marcar espacios, poder decir "ahora no", o bien "ahora sigo yo".

Ante mi confusión, mi amigo revisó las listas de varios días que yo le había entregado, y las empezó a subrayar con colores. El amarillo estaba destinado a las actividades personales. Cuando mucho una línea amarilla por cada día trazó.

Hacer algo por nosotras mismas significa, también, alejarnos de los pensamientos negativos y de las relaciones tormentosas. Seguramente cada una de nosotras tenemos una larga lista que nos está esperando, y que además es única e irrepetible.

Angelina Zamudio Padilla


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Namasté!!