7 de agosto de 2009

La taza de té

Un sabio tomaba el té con su discípulo, interesado en descubrir las grandes verdades universales.
El joven preguntó: Maestro,que ocurre con el cuerpo y el alma después de la muerte?
El anciano dejó caer la taza de té, que se hizo añicos y preguntó al discípulo:
que ves?
que se ha roto la taza
exacto, la taza ya no es taza,pero el té, sigue siendo té.

11 comentarios:

  1. BUENOS DIAS AMIGA QUERIDA Y LEAL!!!!

    ResponderEliminar
  2. Se puede creer o no creer que eso sea así, pero qué manera más bonita de explicarlo....

    Besos bruja!

    ResponderEliminar
  3. Gallega: apareciste!!!!! se te extrañaba mucho!!!


    Pandora: como los haiku amiga, pocas palabras y mucho contenido

    besos para las dos que pasen un lindo día

    ResponderEliminar
  4. holalaa
    muy cierto
    muy buena definicion de la muerte
    es encantador pasar a tu blog
    y quedarse reflexionando
    te mando un gran abrazo amiga
    miles de besos para ti
    que tengas un bonito dìa

    bye
    bye.

    ResponderEliminar
  5. Que buena apreciación.
    Excelente.
    De tomar en cuenta.

    Besos y buen fin de semana Betty.

    ResponderEliminar
  6. feliz fin de semana betty amiga querida y leal!!!!

    ResponderEliminar
  7. gallega: buen fin de semana para vos también, te dejo un beso grande

    ResponderEliminar
  8. mi niña nos vemos a mi vuelta vale? besitossss

    ResponderEliminar
  9. Los occidentales, menos implicados en asuntos de trascendencia, o, simplemente, los no creyentes, llaman al alma "memoria". Así, se dice aquello de que uno no muere mientras su memoria permanece.
    La duda, que no se resolverá hasta la muerte, es si esas ideas son creencia o deseo, es decir, temor de que no haya nada después.
    Y así vivimos. Entre la esperanza y el temor. Triste vida la nuestra, la de los agnósticos.

    ResponderEliminar
  10. Elisabeth: ya pase por tu blog a desearte lindas vacaciones y lo hago acá también, te estaré esperando!!!

    Paseante: bienvenido al blog, y muy respetable tu reflexión, en mi caso particular, vivo en la esperanza de encontrar la luz al final de esta vida que hoy estoy viviendo, y de que en mis próximas vidas, pueda poner en práctica, lo que tenga que aprender en ésta.
    Gracias por tu visita y buen domingo

    ResponderEliminar
  11. Qué buena manera de plasmar la idea, aunque la verdad, no se sí comparto la "moraleja" final.

    Aún así, muy buena la historia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Namasté!!