15 de octubre de 2009

Los paraguas y la mala suerte


Cualquier supersticioso sabe que no se debe abrir un paraguas dentro de una casa y el origen de esta creencia tiene dos versiones.

La primera se remonta a la época en que los reyes orientales y africanos usaban sombrillas para protegerse de los rayos solares, y ya que el sol está íntimamente ligado a la religión y la mitología -su forma simboliza el disco solar-, abrirlo en un lugar sombreado, fuera de los dominios del Sol, era considerado un sacrilegio. Pero probablemente esta superstición se reforzó cuando los paraguas llegaron a Europa y empezaron a ser usado casi exclusivamente por los sacerdotes en los oficios de los difuntos, sólo para protegerse del mal tiempo.

Pero los paraguas y sombrillas que usamos ocasionalmente para protegernos de la lluvia o del sol eran poco confiables hace algunos años atrás, y de aquí surge otra posible versión que dice que los primeros fabricantes tuvieron que lidiar con muchas dificultades técnicas antes de poder producir un resorte que permitiera al usuario abrir el paraguas suavemente.

Nada tiene que ver la suerte con abrir un paraguas bajo un techo o dentro de la casa, pero era peligroso ya que los resortes eran muy duros y se debía hacer fuerza para abrirlo. Algunas veces esto causaba que, accidentalmente, se golpeaba a quien estuviera cerca e incluso el mismo usuario. Estos accidentes comunes se atribuían a la mala suerte, ya que nadie era capaz de predecir la manera en que se comportaría el paraguas.

Con el tiempo se instauró la creencia de la mala suerte y surgió otra superstición que dice que es de mala suerte dejar una sombrilla sobre la mesa y que puede surgir una discusión entre los presentes.

Las sombrillas se han utilizado desde hace 3000 años. Cuando las damas llevaban sombrillas (o parasoles) y eran observadas por algún hombre, comenzó un nuevo lenguaje de galanteo: el dejar caer la sombrilla, o el guante, daba oportunidad de intercambiar algunas palabras con el pretendiente, y dejarla caer dos veces, así como también tirar los dos guantes, significaba “Te amo”.

11 comentarios:

  1. SABES QUE HACE AÑOS ERAMOS SUPERTICIOSAS,EL GATO NEGRO LA ESCALERA,PARAGUAS ADENTRO NO,ETC,AHORA NADIE ES ASI EN LOS MIOS,MENOS MAL!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post. Más que interesante. Aún así, siempre quiero resaltar que la superstición trae mala suerte. Por eso siempre entro por la puerta 13 al estadio.

    ResponderEliminar
  3. Betty, pues me has quitado un peso de encima, porque en mi casa se tenía esa superstición, hasta que llegaron mis pequeñajos y están todo el día abriendo sus paraguas infantiles en casa...jajaja.
    BESO

    ResponderEliminar
  4. Galle y Medea: pues no hay que hacer caso mujeres!!! yo tampoco creo en nada de esto, y hasta ahora he vivido contenta y feliz jajaj
    besos a las dos!!!

    Santiago: bienvenido compatriota al Aquelarre, ya ire a visitarte, y para esta tarde que Uruguay clasifique!!!

    ResponderEliminar
  5. Mi papà era sumamente supersticioso,obviamente,algo heredamos,no mucho,pero falleciò un dìa 13,odiaba èse nùmero.No te digo suerte hoy,Betty,xque te mentirìa.ja¡ja¡,nosotros estamos ya muy al horno,creo.Un empate??

    ResponderEliminar
  6. LIDIA: amiga, que gane "el mas mejor"!!!!
    pero al igual que vos, el corazón manda, vos tenes las esperanzas puestas en tu patria, y yo en la mía, lo importante, mas allá de los resultados, es que todo termine en paz.
    besos y suerte

    ResponderEliminar
  7. Bufff, me ha costado ponerme al día. Qué prolífica has estado Betty... Y todo estupendo. Perdona que no te comente en todas las entradas, pero es que voy fatal de tiempo.

    Yo siempre llevo sombrilla para el sol. No puedo exponerme mucho a él, y siempre la dejo sobre la mesa. Nunca han surgido discusiones ante mi sombrilla, que por cierto, es una sombrilla antigua, de hace dos siglos, y como muy bien has apuntado, peligrosa de abrir.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  8. Pues a mí, como buen gallego, los paraguas me encantan. De hecho, somos una potencia mundial en fabricación de paraguas.
    Y dicho esto, seguiré paseando. Gracias por tu visita. Espero que Servando os esté tratando bien.

    ResponderEliminar
  9. PASEANTE paseandero: A Servando le ofrecí trabajo en mi castillo, porque la verdad, lo ví muy educado y eficiente, peroooo....me rechazó la oferta, porque parece que esta muy a gusto trabajando en tu casa.
    Sigue con tu paseo!!! es un gusto siempre verte por acá

    ResponderEliminar
  10. HOLA BETTY AMIGA QUERIDA!!

    ResponderEliminar
  11. Hola galle!!!! como estas???

    ResponderEliminar

Namasté!!