22 de octubre de 2009

El nuevo Einstein



Un niño británico de 2 años y 5 meses se ha convertido en el socio más joven de Mensa, una organización internacional que agrupa a hombres y mujeres con una excepcional inteligencia.
Su coeficiente intelectual, situado por encima de 160 (máxima medida que proporciona el test Stanford-Binet para niños), es equiparable al de genios como Albert Einstein y Stephen Hawking.

La historia de Oscar Wrigley no es la de un niño convencional. Con nueve meses ya hablaba, y al cumplir año y medio recitaba el alfabeto en el baño. Seis meses más tarde contaba con un vocabulario de miles de palabras, mientras la mayoría de los niños de esa edad apenas manejan correctamente 50 vocablos. Ahora sorprende a sus padres con sus lecturas sobre el ciclo reproductivo de los pingüinos. Y como regalo de Navidad ha pedido un saxofón, para aprender a tocarlo.

John Stevenage, presidente de Mensa, asegura que “Oscar tiene un gran potencial”, y celebra que sus padres hayan decidido unirse a la asociación para recibir apoyo durante su desarrollo. Dado que la inteligencia del “pequeño Einstein” está literalmente fuera de escala, esperan poder someterlo a nuevas pruebas a medida que crezca para cuantificar con exactitud su coeficiente intelectual.


Si tengo que ser sincera, no se si me gustaría tener un hijo con esas características.

Uds. que opinan?

11 comentarios:

  1. A mi tampoco. No sólo sería un niño profundamente antisocial, sino que podría hacerle la vida imposible a los padres, que tendrían que usar la coacción física como única forma de imponerse.

    ResponderEliminar
  2. Y ES COMO QUE NO VIVE LA INOCENCIA DE SU INFANCIA,NO ME GUSTARIA ,PERO SON SERES MUY ADELANTADOS!!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues que da un miedo que no veas!
    A mí tampoco me gustaría un hijo, ni un alumno así!
    Que algunos ya he tenido con altas capacidades y la verdad, es agotador y agobiante!
    En fin, que sepan hacerlo y no resulte un desgraciado!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Felicitas Rosinante: mujer casada y desesperada. Visita mi blog y ayudame.
    www.felicitasrosinante.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Me gustó el nombre de tu blog, por eso me detuve a mirar un poquito, es que en realidad las brujas son buenas, lo demás es mala fama.
    Sobre este punto que tratas, te cuento que mi mamá coincide con tu pensamiento, y como a ella no le gusta tener un hijo genio, opté por el camino de lo bohemio sin esfuerzo.
    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  6. NAVEGANTE: Bienvenido al blogg, ya pase por tu casa virtual, y me alegra saber que eres un hijo tan "obediente" jaja
    FELICITAS: ya estuve a visitarte, en buen mambo te has metido mujer!!! lo tuyo si que viene complicado!!

    GALLE, SANTIAGO, EDURNE: creo que a la mayoría de las personas, esto de los niños genios no nos convence.
    Que los niños sean niños!!!!y felices e inocentes, eso es lo que importa

    besos para todos!!

    ResponderEliminar
  7. Hola brujita buena jaja, creo que seria muy incomodo tener un pequeño genio.
    saludos.
    ^^^^^
    (O_O)

    ResponderEliminar
  8. Sinceramente, Betty, me alegro de que mi hija sea "normal".
    Besos brujita guapa

    ResponderEliminar
  9. A mí sinceramente me da un poco de pena el pobre niño... tampoco me gustaría tener un hijo así, y si lo tuviera lo educaría como si fuera normal, creo. Al menos que tuviera infancia.

    Un beso bruja buena.

    ResponderEliminar
  10. Verdaderamente no me gustaría.
    Me da un poquito de miedo.
    Pero en fin.
    No puedo juzgar por lo que desconozco.

    Besos, Betty

    ResponderEliminar
  11. BUENOS DIAS BETTY AMIGA QUERIDA Y LEAL!!!

    ResponderEliminar

Namasté!!