2 de octubre de 2009

la caja de Pandora


Cuando Prometeo osó robar el fuego que portaba el dios Sol en su carro, Zeus entró en estado de cólera y ordenó a los distintos dioses crear una mujer capaz de seducir a cualquier hombre.
Hefesto la fabricó con arcilla y le proporcionó formas sugerentes, Atenea la vistió elegante y Hermes le concedió facilidad para seducir y manipular. Entonces Zeus la dotó de vida y la envió a casa de Prometeo.


Allí vivía el benefactor de los mortales junto a su hermano Epimeteo que, a pesar de estar advertido de que Zeus podría utilizar cualquier estrategia para vengarse, aceptó la llegada de Pandora y, enamorándose perdidamente de sus encantos, la tomó por esposa.

Pero Pandora traía algo consigo: una caja que contenía todos los males capaces de contaminar el mundo de desgracias y también todos los bienes. Uno de los bienes era la Esperanza, consuelo del que sufre, que también permanecía encerrada en aquella caja.
Y es que, por aquel entonces, cuentan que la vida humana no conocía enfermedades, locuras, vicios o pobreza, aunque tampoco nobles sentimientos.

Pandora, víctima de su curiosidad, abrió un aciago día la caja y todos los males se escaparon por el mundo, asaltando a su antojo a los desdichados mortales. Cuentan que los bienes subieron al mismo Olimpo y allí quedaron junto a los dioses. Asustada, la muchacha cerró la caja de golpe quedando dentro la Esperanza, tan necesaria para superar precisamente los males que acosan al hombre.

Apresuradamente corrió Pandora hacia los hombres a consolarlos, hablándoles de la Esperanza, a la que siempre podrían acudir pues estaba a buen recaudo.

Querida Pandora, este es un " humilde homenaje" con todo cariño para tu blog que es tan bonito

9 comentarios:

  1. MI MADRE DECIA LA ESPERANZA TE DA FUERZAS PARA SEGUIR

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo haber leído hace mucho un estudio donde se afirmaba que en el mito original no se hablaba de una "caja", sino de un ánfora... lo que estaría más de acuerdo con la tradición griega.

    ResponderEliminar
  3. Querida Betty...
    Me has hecho llorar.
    Gracias!
    No soy merecedora de ningún homenaje.
    Con haberte conocido, preciosa uruguaya, ya me doy por más que satisfecha.
    No olvido todo lo que me has ayudado en momentos que tanto necesitaba.
    Ahora estoy segura de que la distancia física no es nada.
    Gracias de nuevo Betty.
    Recibe un abrazo largo, apretadito y lleno de cariño desde España.

    ResponderEliminar
  4. Ay, Betty.
    Y yo tan sencible.
    Que bonito.

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. JIMENEYDAS: es verdad lo que dices, un ánfora estaría mas acorde, pero, busqué varios textos y todos hablan de la "caja", igual, gracias por tu aporte

    GALLE: claro!!!las esperanzas no se deben perder nunca!!!

    PANDORA: no me agradezcas nada, lo hice con todo cariño, y comparto tu opinión de que cuando se quiere, las distancias se borran

    CECY: para mi es igual

    Besos para todas, disfruten el fin de semana!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta esta historia desde que un día me dió por buscar el significado de la popular frase "abrir la caja de Pandora".

    ES un precioso homenaje. Espero que a la compi no le dé por regalarnos una caja como esa jeje

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. PERSEFONE: nuestra amiga Pandora, sólo vendría a consolarnos, estoy segura
    besos y buen finde!!!

    ResponderEliminar
  8. La famosa "Caja de Pandora",mirà la historia,vos¡¡,bueno,sin la Esperanza,no hay vida posible,no?

    ResponderEliminar
  9. Las distancias nunca son una barrera para el cariño.

    Me encanta la mitología. Son como cuentos.

    Precioso homenaje le has hecho a mi brujita favorita.

    Un beso a cada una.

    ResponderEliminar

Namasté!!