12 de marzo de 2010

Soltar el control

A muchos se les dificulta soltar el control.
Esto trae como resultado ansiedad, inquietud, y produce amargura en las relaciones.
Despierta y observa, ¿tienes realmente el control? ¿Sobre qué tienes control? Tal vez de una pequeña parte del tiempo en que estás despierto. ¿No es así? No estás en control cuando estás durmiendo o soñando.
No tienes control sobre los pensamientos y las emociones que te llegan.
Tal vez decidas expresarlas o no, pero te llegan sin tu permiso previo.
Te das cuenta de que no tienes control sobre la mayoría de las funciones de tu cuerpo, y lo mismo podría decirse de tu vida y el universo entero.
De igual modo, ¿crees que tienes control sobre todos los acontecimientos de tu vida o del mundo? ¡Vaya chiste! Cuando ves las cosas desde este ángulo, no tienes por qué temer la pérdida de control, porque ¡no tienes control alguno!
Ya sea que te des cuenta o no, cuando sueltas la sensación de control es entonces que te relajas realmente. Tu necesidad de identificarte como alguien, no te deja descansar del todo y mantiene tu dominio limitado.

Sri Sri Ravi Shankar

7 comentarios:

  1. ESPECTACULARRRRRRRRRRRRRR,ESCAPA TODO LO QUE PENSAMOS TENER EL CONTROL,ES ASI,DE NADA SOMOS DUEÑOS!

    ResponderEliminar
  2. \\\///
    (Ó_Ó)
    Hola my bruji, interesante el artículo..yo suelo ser muy descontrolado, jaja¡¡¡¡
    este finde me pongo a ver lo tuyo¡¡¡no lo he olvidado¡¡¡
    un beso descontrolado¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Hay personas querida amiga que todo lo quieren controlar y no delegan nada...eso no es saludable...

    Un beso Bety

    ResponderEliminar
  4. Suelo controlar bastante bien mi vida, pero a veces los sentimientos cuesta que no salgan a flote.
    Muy buena entrada, gracias por compartir.

    Que tengas un lindo fin de semana.

    P.D.- Me encanta tu cursor, es totalmente magico.

    ResponderEliminar
  5. Tema difícil si los hay...

    Te mando un beso grande desde mi lugar de vacaciones (hoy tuve suerte y pude entrar).

    ResponderEliminar
  6. Creemos que tenemos el control de nuestras vidas y realmente somos como troncos flotando en un río que nos lleva. Vivimos desgraciadamente metidos en esa inconsciente inercia.
    (Vengo del blog de Iris porque me encantó el comentario que dejaste allí y me he pasado a echar un vistazo) Me ha encantado tu blog.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. thot: bienvenido al Aquelarre, vuelve cuando quieras, ya iré por el tuyo

    ResponderEliminar