12 de septiembre de 2010

El mono y el pez (fábula)

Se trata del encuentro entre un mono y un pez, en medio de una circunstancia bastante especial...
Esta circunstancia es bien sencilla: el mono en cuestión, jamás había salido del claro de la selva en el que vivía y nunca había visto antes a un pez.
El mono conocía todo aquello que el limitado espacio, en el que se desenvolvía, le había permitido conocer. Sabía de las frutas, pero sólo conocía de los plátanos y los cocos. Sabía del agua, pero en reposo, en el lago; nunca en torrente como en el río. Sabía de animales, pero de los pocos que acertaban a pasar cerca de su hogar.
Una vez, se largó a caminar y sus pasos dieron con un inmenso río que corría cortando la selva. Se quedó absorto: nunca había visto tanta agua corriendo por un cause. El mono parecía hipnotizado viendo correr el agua. No movió la vista del agua hasta que algo lo sobresaltó: la presencia de un pez. Dicho en sus palabras mejor, tratando de interpretar sus pensamientos "la presencia de un extrañísimo animal había caído al agua y que seguramente, se estaba ahogando… porque no se conoce ningún bicho que respira bajo el agua".

Este mono, solidario como pocos, no dudó ni un instante y se puso a correr paralelamente al río, siguiendo al bicho que se "ahogaba" arrastrado por la corriente.
En cuanto tuvo oportunidad se cruzó de una rama que cruzaba el río y logró atrapar al pez y rescatarlo del agua.
Mientras lo agitaba frenéticamente en su mano, una jirafa que pasaba por allí le preguntó:
- ¿Qué estás haciendo mono?
- ¿No lo ves? Estoy salvando a este pobre bicho de morir ahogado.
- A esta altura del relato, el pez ya no era pez sino pescado y la "salvación" del mono le había provocado la muerte.
.
El mismo oxígeno que permite respirar al mono, ahoga al pez. La misma luz que permite ver al águila, ciega al búho. El mismo alimento que da vida a uno envenena al otro.

Antonhy de Mello

10 comentarios:

  1. Simplemente magistral!

    Beso Betty!!!

    ResponderEliminar
  2. Que verdad llevan tus palabras...cada uno en su espacio natural...es el rey,
    y así debe de ser, claro que a veces la ignorancia...mata...

    Un beso,BETTY.

    ResponderEliminar
  3. LO QUE E S BUENO PARA UNO NO LO ES PARA OTROS ,PRECIOSO!

    ResponderEliminar
  4. Hola

    Me llamo Paulina soy administradora de un directorio web/blog. Muy buen blog personal, busco intercambiar enlaces. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en tu web.

    Si estás de acuerdo. Házmelo saber al mail: p.cortez80@gmail.com

    Suerte con tu web! :)
    Pau

    ResponderEliminar
  5. Cuántas veces creemos saber lo que tienen que hacer los demás sin querer pararnos a pensar que cada persona es un mundo...

    Me encanta Anthony de Mello.

    Un beso, brujita!

    ResponderEliminar
  6. ME ENCANTO LA HISTORIA !! Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.
    Pablo Neruda
    es asi nada mas .
    besos betty !!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Pato08 que lindo tu aporte
    besos para ti también!!!!

    ResponderEliminar
  9. PATO QUE LINDO ESO QUE ESCRIBISTE, A MI ME TOCO HACE UNOS AÑOS ENCONTRARME Y TE DIGO SINCERAMENTE , ME COSTO RECONOCERME, FUE UN MOMENTO DIFICIL PERO SALI AIROSA!!(se dice asi airosa?)Y REALMENTE DESCUBRI UNA PERSONA QUE ME TERMINO GUSTANDO!!

    ResponderEliminar
  10. QUE LINDA FABULA!!! MUCHAS VECES DIGO A OTROS"YO QUE VOS HARIA ESTO O LO OTRO" Y CLARO DESPUES PIENSO QUE ESO QUE ES OPORTUNO O QUE YO HARIA, ES BUENO PARA MI, PERO PARA OTROS CON CARACTER DISTINTO, NO LES RESULTA TAN BUENO!!

    ResponderEliminar

Namasté!!