13 de noviembre de 2010

El viajero

Después de haber atravesado un camino largo y difícil, el viajero
  llegó a la entrada del pueblo en el que pasaría los próximos años
  de su vida.

  Inquieto sobre la forma de ser de la gente en ese lugar,
  le preguntó a un viejo hombre que descansaba recostado
  bajo la sombra de un frondoso árbol de cedro:

  - ¿Cómo es la gente en este lugar? -le dijo al viejo,
  sin saludarlo-.
  Es que vengo a vivir aquí y donde yo vivía las personas
  eran complicadas y agresivas.
  La arrogancia y la insensibilidad eran el pan de cada día.

  El anciano, sin mirarlo, respondió:

  - Aquí la gente es igual.

  El viejo siguió reposando. El caminante prosiguió su camino.

  Horas después otro viajero que también llegaba al pueblo
  se acercó al anciano y le dijo:

  - Buenas tardes, señor, disculpe la molestia,
  yo vengo a vivir a este pueblo y me gustaría saber
  cómo es la gente, porque en donde yo vivía las
  personas eran atentas, generosas y sencillas.

  El anciano levantó la cabeza, sonrió y le contestó:

  - Aquí la gente es igual.

  en vez de preguntarte cómo te tratan los que te
  rodean, mejor pregúntate cómo los tratas tú a ellos.
  A la larga la gente se termina comportando contigo
  como tú te comportes con ellos.
  Observa si las actitudes de los demás contigo no son más
  que tu propio reflejo.

Fuente:enviado por mail

4 comentarios:

  1. ¡Hay Betty¡, siempre acabamos en el mismo punto, el espejo, es una de las teorias en las que más pienso, porque realmente es cierto que los demás son nuestro reflejo, esto daria para mucho comentario, abreviando, depende, sí creo que cuando tú cambias tu entorno cambia, pero tb creo que no es que sean tu reflejo te ayudan a ver como no quieres ser, lo cual tambien es de agradecer.Cuando tu generas una energia tu entorno te la devuelve.
    Muchos besos y a generar energias positivas que la necesita nuestro planeta.

    ResponderEliminar
  2. Qué verdad más rotunda! Recibimos siempre lo que damos, más tarde o más temprano. Lo que pedimos se nos da sin duda.
    Siempre es placentero pasar por aquí, Betty. Un gran abrazo, namasté.

    ResponderEliminar
  3. SIN DUDA,PERO TAMBIEN DIGO COMO DIJO JESUS" SI DAS AMOR,PARA QUE PIDES?

    ResponderEliminar
  4. ¡Cuánta verdad!

    Y lo cómico de todo esto es que es tan fácil generar energía positiva desde uno mismo. Y muchos no se dan cuenta.

    Beso grande Betty!!!

    ResponderEliminar

Namasté!!