14 de abril de 2011

12 maneras de respetar a los animales

 
 1. ADOPTA: LOS AMIGOS NO SE COMPRAN
En los refugios hay miles de perros y gatos abandonados esperando una segunda oportunidad. En las tiendas y criadores industriales de animales priman los intereses económicos por encima del bienestar animal. La decisión de compartir la vida con un animal debe tomarse considerando las numerosas responsabilidades que conlleva.

2. ESTERILIZA PARA PREVENIR LA SOBREPOBLACIÓN
El comercio incontrolado de animales, la tenencia irresponsable y la cría por parte de particulares, contribuyen al problema de saturación de los centros de acogida. La sobrepoblación provoca el abandono y sacrificio de animales, esteriliza a tu animal y así gozará también de mejor salud.

3.  AYUDA A FRENAR EL COMERCIO DE ANIMALES EXÓTICOS
Existe un creciente comercio de animales exóticos que terminan enjaulados como elementos decorativos. Para cada animal exótico comercializado, se estima que 9 mueren por el camino.  Estos delicados animales nunca podrán vivir dignamente en nuestro hogar. Respetarlos es ayudarlos a vivir en su hábitat natural.

4. EVITA LOS ESPECTÁCULOS QUE UTILIZAN ANIMALES
Numerosos espectáculos utilizan animales salvajes, los mantienen en condiciones antinaturales, privados de libertad y les fuerzan a realizar comportamientos impropios de su especie como circos, delfinarios y otros espectáculos que podemos encontrarnos por ejemplo cuando hacemos turismo.

5. NO SEAS INDIFERENTE A LOS FESTEJOS POPULARES CON ANIMALES
En nombre del arte, la cultura y la tradición se intentan justificar el maltrato y la muerte sin sentido de miles de seres vivos en nuestro país. Seres, como nosotros, capaces de sentir y de sufrir. Aunque son sobretodo toros, también se utilizan patos, cerdos y caballos entre otros.

6. UTILIZA ALTERNATIVAS ÉTICAS EN TU VESTIMENTA
Visones, chinchillas y zorros, entre otros, se crían en granjas peleteras donde viven miserablemente en pequeñas jaulas que no satisfacen sus necesidades más básicas y se matan a través de métodos extremadamente crueles. La industria peletera es altamente contaminante e implica la muerte de millones de animales que, en ocasiones, sólo terminan siendo el elemento decorativo de una prenda.

7. CONSUME PRODUCTOS NO EXPERIMENTADOS EN ANIMALES
Cada año se utilizan millones de animales en experimentos de laboratorio para probar o desarrollar productos de limpieza, cosmética, aditivos alimentarios, fármacos, etc. Estos experimentos provocan dolor y sufrimiento gratuitamente ya que existen numerosos métodos alternativos que no implican el uso de seres vivos.

8. EVITA EL SUFRIMIENTO DE LOS ANIMALES DE GRANJA
Billones de animales se crían de manera industrializada para el consumo. Éstos sufren el hacinamiento, la imposibilidad de desarrollar sus comportamientos naturales, la limitación de movimientos, etc. Si nos importa el medio ambiente, nuestra salud y el bienestar de los animales deberíamos rechazar los alimentos resultantes de su sufrimiento.

9. CONTRIBUYE A QUE LOS ANIMALES VIVAN EN SU HÁBITAT NATURAL
En los zoológicos, los animales viven en espacios artificiales, reducidos y convertidos en objeto de permanente exhibición. La cautividad muestra una realidad distorsionada e incompleta de la naturaleza. Los proyectos reales de conservación son los que se llevan a cabo en centros de rescate y recuperación y aquellos realizados en el mismo hábitat.

10. AYÚDALES A VIVIR EN EL OCÉANO
Se estima que actualmente hay en el mundo unos 1,000 delfines mantenidos en cautiverio y otras tantas orcas para satisfacer la industria de los parques acuáticos y delfinarios, aunque también hay delfines en centros comerciales, discotecas y hasta gasolineras.  El estrés que supone capturarlos, separarlos de sus familias y colocarlos en pequeños tanques en que tan sólo pueden nadar en círculos les deprime y debilita, llevando a la muerte a muchos ejemplares.

Los espectáculos circenses con estos animales resultan además nada educativos y no existen en los delfinarios programas de investigación y conservación ex situ viables para estos animales.

11. HAZ TURISMO RESPONSABLE CON LOS ANIMALES
Una forma solidaria de disfrutar de nuestras vacaciones es viajar con un programa de turismo responsable. Esta actividad turística busca un equilibrio entre los ámbitos sociales, medioambientales y económicos.

Si tienes previsto viajar al extranjero considera que tus acciones no impliquen el sufrimiento de animales. Procura evitar la compra de souvenirs y objetos artesanales hechos con piel, marfil, conchas, caballos de mar, cuernos de rinoceronte, productos de caparazón de tortuga, etc. Nunca accedas a pagar para tener una foto posando con un animal salvaje, muchos de estos animales han sido sacados de su hábitat natural dando muerte a sus madres. Es probable que, para que estén dóciles, los droguen, los entrenen de forma severa o que les hagan pasar hambre. Tampoco aceptes la cultura como una excusa para la crueldad, las peleas de gallos, corridas de toros y el uso de animales en festividades religiosas y otros certámenes, puede ser considerado parte de las culturas locales; sin embrago la cultura no justifica la crueldad.

Finalmente, evita montar en carruajes tirados por animales. El mal cuidado y el equipamiento inadecuado hacen que los paseos en toda clase de animales – incluyendo camellos, elefantes, asnos y caballos – perpetúe la crueldad hacia ellos.

12. ÚNETE A LAS ENTIDADES DE PROTECCIÓN ANIMAL
Las protectoras de animales trabajan para ayudar a los seres vivos indefensos pero también ejercen una labor de interés social a través de la concienciación y la sensibilización de la población. Las entidades de defensa de los animales trabajan promoviendo una educación ética, contribuyendo a reforzar la legislación e incentivando el sentido de la responsabilidad que el ser humano tiene hacia los animales.

Autor: Faada (Fundación para la Adopción, Apadrinamiento y Defensa de los Animales).
Me siento.com

1 comentario:

Namasté!!