13 de noviembre de 2012

LA PRISIÓN DEL ODIO


Dos hombres habían compartido injusta prisión
durante largo tiempo en donde recibieron
todo tipo de maltratos y humillaciones.
Una vez libres, volvieron a verse años después.
Uno de ellos preguntó al otro.

-¿Alguna vez te acuerdas de los carceleros?

-No, gracias a Dios ya lo olvidé todo
-contestó-. ¿Y tú?

-Yo continúo odiándolos con todas mis fuerzas -respondió el otro.

Su amigo lo miró unos instantes, luego dijo.

-Lo siento por ti. Si eso es así,
significa que aún te tienen preso.

2 comentarios:

  1. Olvidar, empezar de nuevo...difícil pero no imposible!

    Besote grande!

    ResponderEliminar
  2. hola Betty amiga y hermanita !! Namastè !!

    que bueno ! que està lo que nos compartìs !

    si dejamos ! que nos lleven a sentir lo mismo que ellos ! nos hacemos daño a nosotros mismos !!

    y no tendremos la Paz !!

    Lo mejor es amar aunque duela pero amar !

    El resto se lo ofrendamos a Nuestro Buen Señor Jesùs !!!

    Betty te re quiero muchoooooooooooooo !!

    un abrazo de corazòn a corazòn !

    y bendita seas amiga !!!

    Paz y Bien ***

    N A M A S T È ♥ *

    ResponderEliminar

Namasté!!